Desde el pasado mes de noviembre, en el CEIP Alfredo Landa disfrutan de un jardín vertical, fruto del trabajo de la asociación de padres y alumnos, el colegio y de los propios estudiantes. Tras ver otros jardines verticales, se decidió que se utilizaría palés como elemento constructivo.  Desde la dirección del centro se escogió la pared más propicia, orientada hacia el sur, para resguardar las plantas del viento y del frío.
Hubo que medir la pared, y medir y cortar los propios palés, para organizarlos y prepararlos para que aguantaran el peso de la tierra. Además se trató la madera para que no se deteriore con la temperatura y las lluvias. Después de colocar los palés la mañana del 8 de noviembre, los padres se preocuparon de apretarlos bien para que no se muevan. Los niños prepararon tierra de coco para los cespines y los semilleros, y regaron la tierra.
El 11 de noviembre se realizó en el patio del colegio un taller al que asistieron 36 niños en el que se explicaron las especies vegetales que se iban a plantar. Se hicieron varias mesas por edades, y mientras unos niños hacían sus cespines y sus semilleros con lentejas, otros iban colocando las plantas en los palets. Se ha tenido especial atención en escoger plantas que no provoquen alergias: plantas aromáticas (romero, poleo, albahaca…), y plantas crasas (araña, espinazo del diablo, sedum…).
Este proyecto, concedido por el Ayuntamiento de Coslada a través de la Concejalía de Medio Ambiente, ha conseguido fomentar el respeto por el medio ambiente y el trabajo en equipo, en la comunidad educativa, realizando un jardín vertical con materiales reciclados.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.