Una año más la localidad celebró una de sus fiestas más emblemáticas, donde no faltaron la música, el buen comer y el buen beber.

Amenazó lluvia durante toda la semana pero llegó el viernes 3 de febrero el gran Día de la Tortilla de Torrejón y no llovió. Aunque la afluencia de gente este año no fue la misma que otros, no faltaron a la cita las asociaciones más fieles a la celebración.

A media mañana y en los soportales de la plaza de toros montaban su mesas las mujeres de la asociación de manualidades La Estrella, bien provistas de tortillas de patata, como corresponde, sin olvidar unos vasitos de vino. Todas vestidas de camiseta azul, las mujeres de La Estrella derrocharon garbo y simpatía.

Junto a su mesa estaban los chicos de la Agrupación Deportiva de Petanca de Jubilados y Pensionistas de Torrejón. Una asociación que cuenta con más de 80 miembros y que juega al respetado deporte de la petanca todos los días en el parque de las Veredillas. Venían de celebrar el campeonato de petanca del día de la tortilla. 40 de sus miembros nada menos estaban celebrando el día alrededor de la mesa de la agrupación.

“Las tortillas no las hemos hecho nosotros —explicaba Enrique— porque si jugamos el campeonato de petanca por la mañana pues no podemos también cocinarlas”.

No faltaron tampoco las tradicionales migas del Círculo Extremeño de Torrejón. “Las hacemos para recordar nuestra tierra”, nos contaba Goyo rememorando su emigración a Torrejón en los años 70. Todo un clásico del Día de la Tortilla de Torrejón.

Ya fuera en el recinto ferial se iban inscribiendo tortillas al XVI Concurso de Tortillas de Patata Pepín Fernández mientras la clase de zumba daba el toque festivo. Al menos 20 personas disfrutaron bailando al son tropical.

Los niños disfrutaron del circuito de kartas y los castillos flotantes, además de cuentacuentos, a cargo de Epa! Juglares.

Eran alredeor de las dos de la tarde cuando se cerraba el plazo para inscribir tortillas al concurso. Dio comienzo entoces la cata de las ocho tortillas presentadas. El jurado, compuesto de tres personas, entre el que se encontraba José Antonio Fernández, hijo de Pepín, a quien rinde homenaje el concurso del Día de la Tortilla de Torrejón.

Probadas las candidatas el jurado pasó a dar los veredictos. Los premios los entregaron el José Antonio fernández, del Hostal Torrejón; el alcalde de Torrejón, Ignacio Vázquez; y el consejero de Transportes y Vivienda de la Comunidad, Pedro Rollán, que visitó la jornada.

El tercer premio a la mejor tortilla, de 50 euros, fue para Zaraida Fernández por su creación Tortilla con sabores de oriente.

El segundo premio, de 75 euros, fue para la estadounidense Alice Dysert, que sorprendió al jurado con una tortilla basada en Hawai.

El primer premio fue para la torrejonera Virginia Rojas, que se alzó con su segundo concurso con la tortilla de patatas con alcachofas y jamón. La bicampeona recogió el diploma y los 150 euros del primer premio.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.