La ciudad de Torrejón ha puesto en marcha una original propuesta que aúna sostenibilidad y solidaridad. Se trata de una campaña por la que aquellos vecinos que reciclen un kilo de vídrio estarán donando un kilo de alimentos a la Federación Española de Bancos de Alimentos.

Ecovidrio, la impulsora a nivel nacional de la iniciativa, se encargará de traducir en comida el peso total del vídrio reciclado. Para ello, la empresa ha instalado dos contenedores, uno en la Plaza Mayor de Torrejón, junto a la iglesia, y otro en la plaza del Maestro.

Otros 39 municipios del país participan en la iniciativa gracias a la distribución de un total de 170 contenedores.

Torrejón recicló en 2019 más de 1.600 toneladas de envases de vídrio, a razón de 13 kilos o 44 envases por vecino. La ciudad cuenta con un total de 448 contenedores, es decir, un iglú por cada 293 vecinos.

El alcalde y el responsable de Ecovidrio durante la presentación de los nuevos iglús (JS Ayto).

El alcalde, Ignacio Vázquez, agradeció a Ecovidrio “este gesto de solidaridad que ha tenido con los Bancos de Alimentos” y animó a todos los torrejoneros a participar en esta iniciativa solidaria que, además de ayudar a las personas más desfavorecidas, pretende concienciar sobre la importancia del reciclado de envases de vidrio a pesar de las circunstancias excepcionales que estamos viviendo”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.