Durante aproximadamente dos horas

Mariano Rajoy ha llegado a las 9.47 horas de este miércoles a la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares, hasta la que se ha desplazado desde el Palacio de la Moncloa. El coche oficial del presidente del Gobierno ha entrado directamente al garaje custodiado por un fuerte cordón de seguridad, siendo recibido por el presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro.

Entre grandes medidas de seguridad, unas 150 personas se manifestaron a 50 metros de la entrada principal del edificio y a más de cien metros del acceso del vehículo presidencial, gritando consignas y cánticos contra Mariano Rajoy y su partido.

El dispositivo de seguridad ha sido inédito en la Audiencia Nacional, siendo formado por unas cien personas. Se han creado tres cordones de control, participando tanto los policías locales de San Fernando de Henares que se situaron en las calles Límite y Mar Cantábrico, como los de Torrejón de Ardoz que lo hicieron en la calle San Fernando junto al Complejo deportivo Juan Antonio Samaranch, los cuales ayudaron en todo momento, cortando algunas calles junto a la policía nacional y regulando el tráfico.

A partir de las 10 de la mañana y durante casi dos horas, el presidente del Gobierno ha declarado como testigo ante el tribunal que juzga la primera época de la trama Gürtel. Su comparecencia había sido solicitada hasta tres veces a petición de una acusación popular, la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (Adade).

En total 312 periodistas de 83 medios de comunicación, 21 de ellos extranjeros, estaban acreditados para cubrir la declaración como testigo de Mariano Rajoy en una mañana en la que toda España ha estado pendiente de San Fernando de Henares.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.