El presunto autor arrastraba y golpeaba a su perro recién operado

El pasado martes 19 de Septiembre, agentes de la Policía Local de San Fernando fueron requeridos por una dotación de Policía Nacional de la Comisaría de Coslada-San Fernando, con el objetivo de colaborar con ellos en una intervención relacionada con maltrato animal, concretamente un perro de raza Doberman.

Según el relato de los propios agentes de Policía Nacional, el dueño, que se encontraba en un evidente estado de embriaguez, había arrastrado y golpeado al animal contra el suelo en repetidas ocasiones. Además, se daba la circunstancia de que el perro horas antes había sido intervenido quirúrgicamente en una clínica veterinaria.

Por tales hechos, el dueño del animal fue denunciado penalmente por un presunto delito de maltrato animal, instruyéndose diligencias en la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía. Además de iniciarse el correspondiente expediente administrativo por infracciones a la Ley 4/2016 de Protección de Animales de Compañía de la Comunidad de Madrid.

Tras realizar varias gestiones, el can fue trasladado por los agentes policiales a un hospital veterinario situado en Alcalá de Henares, donde una vez atendido, el personal facultativo decidió su ingreso en el centro.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.