El pleno prometía porque era el primero del año, pero la corporación municipal, conformada por  seis partidos políticos y un concejal no adscrito sólo presentó dos mociones. Una a cargo de Somos Coslada para no ceder espacio publico de forma gratuita al autobús de donaciones de sangre de la Cruz Roja, y otra, de la mano de PSOE y Ciudadanos, para instar a la Comunidad a crear un Punto de Encuentro Familiar en Coslada.La sesión comienza puntual.

No ha venido mucha gente, unas 20 personas. Los concejales corrigen los errores de transcripción, el secretario, Javier Carazo, escribe. Se da cuenta de la población en Coslada. Somos 86.919 habitantes. También se aprueba el acta de sesión del pasado 15 de octubre.
A continuación el alcalde-presidente Ángel Viveros lee un decreto que impide al ex jefe de policía de Coslada, Ginés Jiménez, volver a ejercer en el municipio.  La lectura no estaba incluida en el orden del día. Son las 17.07 horas.

Comienzan las exposiciones de los partidos sobre el autobús de la Cruz Roja. Virginia Robles, portavoz de Somos alega que “donar sangre es un gesto humano y necesario que debe ser plenamente altruista y no retribuido”. Se refiere a la polémica de que la Comunidad de Madrid haya puesto en manos de la institución humanitaria la red de donación de sangre, y que ha llevado a municipios como San Fernando de Henares o Mejorada del Campo a prohibir el estacio-namiento del autobús de donación en sus calles.

La Agrupación Republicana de Coslada de mano de Manuel González apoya y amplía las tesis de Somos. Desde IU, el estudiante y concejal Jorge Martín asegura que es un nuevo caso de externalización, aunque no apoya que se cobren las tasas a la Cruz Roja. “El verdadero culpable es la Comunidad de Madrid”, cuenta Martín. También critica que la moción de Somos esté deseactualizada por recoger datos de 2013 y 2014. Concluye con un “apoyaremos la moción”. Es el turno de  la concejal de Ciudadanos,   Arancha Molinello.

Advierte que cobrar las tasas podría disminuir el volumen de recogida. Continúa el debate el concejal de Sanidad, Sergio Herradon. Hace un alegato a la importancia de la sanidad pública y manifiesta su desacuerdo por ceder el servicio a la Cruz Roja. La edil popular Dolores Ferrer defiende la decisión de la Comunidad porque “optimiza recursos” y “evita duplicidades”. También asegura que la Comunidad sólo paga por lo que cuesta su extracción (67 euros/bolsa). Se produce el primer el primer encontronazo de la sesión.

“¡No me interrumpa!” le protestó Ferrer a Robles. El ex alcalde Raúl López atiende con gesto grave. Recuerda que Cruz Roja tiene una ambulancia operativa en el municipio. Se produce una nueva interrupción que acaba con intercambio de improperios. López subraya el carácter extramunicipal del problema y pide a Somos que deje gobernar la Comunidad a sus diputados. Se vota la moción. Son las 18.05 horas.
Comienza la segunda propuesta, el Punto de Encuentro Familiar para que dé soporte profesional a las familias con problemas. La concejal de Asuntos Sociales lee el texto. Ahora los menores afectados son trasladados a otros centros de la Comunidad, solicita la creación de un punto en Coslada.

Los concejales coinciden en sus argumentaciones pero con diferencias. El alcalde interviene para aclarar que el Ayuntamiento aportará el local para el PEF, pero no su financiación, “que es competencia de la Comunidad”, recuerda.

Ausín reprueba “con cariño” a Robles que apoye la moción después de todos los reproches hechos. Concejales piden un receso. El alcalde dice que “no se descansa”. Son las 19.07 horas. Aparece una nueva moción presentada de urgencia. Es para declarar a Coslada ciudad libre de “terrorismo machista”.

El debate se centra en si llamarlo te-rrorismo machista, como quieren PSOE, Somos, IUCM y ARCO, o violencia machista, como defienden los populares y Ciudadanos. 40 minutos después se vota la moción para ver si se puede declarar a Coslada libre de terrorismo machista. Se da paso entonces a las preguntas de los concejales al Gobierno.Pedro San frutos (IUCM) pregunta si se va a publicar de nuevo la agenda semanal.

También por el “incremento salarial” de 1.162 euros de un trabajador municipal. San Frutos plantea que los trabajadores municipales “den cursos de formación remunerados —60euros/hora — en horario laboral aun habiendo escasez de personal”.

Molinello (C`s) reclama por las condiciones de abandono del mercado de la Cañada y las aceras de la calle de Chile. Y su compañero Bernardo González por la falta de luz un par de meses en Manuel Azaña.

El concejal de Somos Luis Quiñones pregunta por “contratos externos” en el personal de bi-blioteca” y que se amplie el ho-rario de acuerdo al calendario de exámenes. También se preguntó por el carril bici a Madrid, el estado de la limpieza de Coslada o el futuro césped de la Rambla, entre otras.

La respuesta del Ayuntamiento, acorde con el régimen local, les llega por escrito a los concejales. Finaliza la sesión. Son las 20.39 horas. En conclusión. El autobús pagará las tasas si quiere extraer sangre. Coslada, ciudad libre de terrorismo machista.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.