Desafío

                                 por Raúl Chico

Desde que tengo memoria, siempre despertó mi curiosidad el lago que hay cerca de mi barrio. Es una gran extensión de agua rodeada de césped, en la que viven patos, y hace años hubo hasta pavos reales. Recuerdo ir de pequeño y quedarme maravillado observando a las aves nadar de forma elegante, en contraste con su torpe caminar fuera del agua.

A pesar del paso del tiempo, sigue siendo un lugar particular dentro de la ciudad. Pero ahora paso junto a él sin apenas fijarme, con las prisas y el ajetreo propios de la vida urbana.

Sin embargo, hace unos días este sitio volvió a ocupar un lugar central  en mi camino, debido a unas obras en la calle paralela que suele formar parte de mi recorrido habitual. Al desviarme hacia allí, vi que un grupo de patos había cruzado la carretera próxima al césped del lago, y pareciera que estuvieran explorando el terreno. Al frente iba uno especialmente grande, al que mi imaginación desbocada ya le colocaba en el papel de líder del grupo. Quizá estuvieran buscando alimentos o expandir su territorio.

Decidieron emprender el regreso, pero en ese momento no paraban de circular coches. Un automóvil tuvo que frenar de forma brusca y esperar a que pasaran las aves. El pato jefe se detuvo, quedándose mirando fijamente al conductor. En medio de la carretera, se produjo un duelo de miradas como si fueran pistoleros del Oeste. La actitud del animal era desafiante, como queriendo demostrar valor ante sus compañeros. Se estaba formando un  gran atasco, mientras desde el coche no cesaba de sonar el claxon, buscando espantarle. Uno de los pasajeros bajó e intentó ahuyentarle hacia el lago para poder continuar su camino.

El pato les observó con desprecio, y finalmente cruzó la carretera con la actitud del que se va porque quiere y no porque le obliguen. Una vez con el resto, puedo imaginar cómo presumiría de su valentía ante esos extraños seres que nos hacemos llamar humanos.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.