reflexionterapia

 

China es el país más poblado del planeta con más de 1.300 millones de habitantes. Con estas cifras de población, no era de extrañar que lleguen a la lógica conclusión de que interesa invertir en investigación y desarrollo. Cuanto más mejor.

Cuando hablamos de I+D nos suena a concepto muy amplio. Lo es, de hecho es inmenso. Nos permite evolucionar en términos de mejora, todo lo que no sea así es involución. El gigante asiático lo sabe. Cuentan con mano de obra y disposición para comerse el mundo, aunque el festín ya ha empezado. Hasta ahora han ejecutado y abastecido manufacturas para todo el mundo prácticamente y si a eso le unimos la parte de investigación y desarrollo que están potenciando, se van a bastar y sobrar ellos solos para todo el proceso industrial global. Ese es el objetivo.

Mientras que otras naciones llevan a la par distintos objetivos, China tiene y aspira a un objetivo prioritario, hacerse con el mercado industrial productivo de manera global.

También aumentando presupuesto en investigación y desarrollo podrán perfeccionar o refinar su producción, para que el resto del mundo olvidemos el “SanBenito” de que todo lo que se  fabrica en China es producto malo. Fabricar más y mejor para llegar a todos los rincones del planeta.

En nuestro país podemos verlos como invasores de tiendas chollo y restaurantes, pero son sin duda un país enorme de trabajadores infatigables con miras de grandeza. Estoy segura de que lo conseguirán porque no se rinden.

Bravo por ellos a ese respecto.

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.