Esta semana el Ayuntamiento de Coslada ha presentado los trabajos de reforma del paseo Dolores Ibarruri. La reforma ha actuado sobre más de 7.000 metros cuadrados cambiando completamente el aspecto del paseo. Luce ahora una especie de asfaltado de colores que ha sepultado para siempre uno de los espacios más bellos de Valleaguado.

El resultado de la reforma no puede ser peor, convirtiéndose en un perfecto ejemplo de cómo estropear un espacio cuando se pretende precisamente lo contrario. El paseo de los Valles, hay que recordar, seguía el modelo estético del lago de Coslada, que es quizá el punto más bello de la localidad.

Ahora no hay conexión ninguna entre el lago y el paseo y más bien parece que el tramo se ha convertido en una pista para practicar un deporte desconocido.

Reforma Paseo Dolores Ibarruri de Coslada

Paseo Dolores Ibarruri de Coslada
Vista del antes y el después del Paseo de Dolores Ibarruri de Coslada.

Colores estridentes y formas geométricas sin sentido ocupan la totalidad del firme que va desde la avenida Príncipes de España a la plaza de Ibarruri. Donde antes había un pavimento peatonal perfectamente integrado en el entorno ahora hay una plaza de colores  más propia del suelo de una guardería que de una plaza.

El sistema se llama Compodur Urbano y se usa para la creación de pistas deportivas, carriles bici o aparcamientos, a lo sumo parques infantiles, pero nunca para plazas urbanas.

Ahora pasear por la plaza es de todos menos relajante. Rojos y amarillos puros y diagonales sin ton ni son han convertido el espacio en una especie de discoteca al aire libre.

Con todo, el material empleado para el pavimento urge de una continua limpieza ya que el fondo de color hace especialmente visibles el polvo y los residuos. Además no hay pintura que pueda con la abrasión que produce en los colores los rayos ultravioletas, con lo que la plaza estará siempre sucia y descolorida a menos que se invierta en ella horas y horas de mantenimiento.

Ya hoy, a tan solo una semana de su presentación, la plaza está llena de polvo y comienza a apreciarse la huella de los vehículos de los vecinos que tienen que atravesar la plaza para meter su coche en el aparcamiento. Además no hay señalización especial de la zona por donde han de transitar los vehículos, lo que constituye de por si un problema de seguridad para los peatones.

El proyecto de “reforma” se presentó el pasado mes de marzo. Se argüía entonces que era necesario rebajar la pendiente de las rampas para facilitar la movilidad de personas especialmente sensibles. A día de hoy las escaleras han desaparecido pero la pendiente se mantiene. Y lo que es peor, con un firme mucho más liso que precipita la velocidad de los carros de la compra, de los niños y las sillas de ruedas. Para el Ayuntamiento, sin embargo, “se han dejado al mismo nivel el Paseo de Dolores Ibarruri, la calle Argentina y la Avenida de Príncipes de España”, lo que es manifiestamente falso.

Por si fuera poco se han eliminado árboles y bancos de asiento. Pero el Gobierno local lo anuncia como “un área pensada y articulada, sobre todo, para los vecinos y vecinas, con el fin de mejorar su calidad de vida”.

Este paseo era uno de los más bellos de la localidad y no se ha puesto empeño suficiente en su mejora. Recordemos que el proyecto estaba incluido en el Proyecto de Pavimentación del Viario Público de Coslada, que es el que se está encargando de renovar las calzadas de la ciudad. Pero el paseo no era una calzada de asfalto para el tránsito de vehículos, sino un paseo peatonal muy especial.

Todo este despropósito no habría ocurrido si desde el departamento de urbanismo de Coslada hubiese habido un mayor compromiso del arquitecto municipal a la hora de orientar a la Concejalía, hacerla ver que el proyecto era malo, feo y sucio. Primó sin embargo la desidia, el desinterés y la indiferencia de los técnicos, lo que sumado al dulce caramelo de los flases, las inauguraciones y el ansia, ciertamente megalómana, de dejar su impronta a la ciudad han llevado a la destrucción de uno de los paseos más bellos de Coslada. Puro despropósito.

 

1 Comentario

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.