El Ayuntamiento quiere “enriquecer” los proyectos sobre los que se destinarán los 6,7 millones de euros que recibirá Coslada.

Esta semana el equipo de Gobierno de Ángel Viveros está celebrando reuniones públicas con los vecinos de Coslada para escuchar las sugerencias de la gente para enriquecer los proyectos en los que se destinarán los 6,7 millones de euros que llegarán del Plan Prisma de Coslada de este año.

En la reunión celebrada ayer en el CC Margarita Nelken destacó el tono cordial y constructivo de los vecinos asistentes, alrdedor de una veintena.

Los cosladeños trasladaron al equipo de Gobierno sus inquietudes más inmediatas, la mayor parte de ellas referidas a cuestiones de la vía pública. Rotura de bolardos, pasos de cebra desgastados o la continuidad del carril bici.

El plan Prisma de este año, financiado por la Comunidad de Madrid, se ha estructurado en tres partes. Plan de asfaltado, plan de pavimentado y reurbanización de barrios.

La concejala de Urbanismo Charo Arroyo destacó el tono cordial de estas reuniones y la buena afluencia de vecinos. Arroyo explicó que el deseo del gobierno local con las inversiones del plan Prisma no es “construir grandes edificios” sino invertir el dinero en el cuidado de la ciudad.

La también teniente de alcalde apuntó que su gobierno ha querido incidir en el mayor número de barrios posibles en cuanto a su reurbanización. Por eso, se llevarán acabo actuaciones en barrios como San Pablo, Ciudad 70, la Cañada o Valleaguado, donde se llevará a cabo una actuación más integral.

Otro de los temas más recurrentes de la reunión en el Nelken fue la fuente cascada del final de la Rambla, barajándose la necesidad de incorporarla mejor al resto del paseo.

Acerca de la construcción del nuevo estadio del Atlético de Madrid en la Peineta y su futura incidencia sobre la ciudad, el alcalde Viveros explicó que el Ayuntamiento de Madrid ha dado orden de que no puedan celebrarse partidos hasta que no estén finalizados los accesos acordados en el proyecto (A-2 y M-40). Los accesos de mejora para la M-21 y la M-14 se llevarán a cabo en una segunda fase.

También se plantearon quejas sobre los coches que se aparcan en segunda fila. Viveros también explicó que se instalarán bolardos en la calle de Honduras para evitar que los coches invadan la zona peatonal.

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.