Virginia Robles y Rosa Martínez.

Segundo capítulo de la tragicomedia de los Presupuetos Municipales de Coslada 2021. El alcalde de la villa, Ángel Viveros, destituyó ayer por decreto a la concejala de Deportes, Virginia Robles (Podemos); y a la concejala de Salud, Consumo y Binestar Animal, Rosa Martínez (Podemos).

Las dos ediles díscolas del Gobierno tripartito (PSOE, Podemos, Más Madrid) habrían sido cesadas de su cargo por votar en contra de los Presupuestos 2021, generando una posición de “desconfianza” por parte del regidor local. “No se puede hacer oposición al Gobierno desde el mismo Gobierno”, escribe  el alcalde en la nota de prensa emitida por su Ejecutivo.

Como publicó ayer El Comarcal, Robles y Martínez, hasta ahora con las carteras de Deportes y Salud, votaron en contra de la aprobación de los presupuestos en el pleno del pasado día 23, que no obstante salieron adelante gracias al apoyo de dos concejales de la oposición.

Fue aquel pleno telemático un hito en la política local. Miembros del propio Gobierno votando en contra de sus propias cuentas y miembros de la oposición votando a favor de ellas.

Julio HUete, candidato Podemos a la Alcaldía de Coslada
Julio Huete.

Las concejalas destituidas han emitido un comunicado en el que recuerdan que su voto estaba consensuado por la Asamblea de Podemos, que no estaba de acuerdo con el borrador de los presupuestos elaborado por el Gobierno. Sin embargo, Julio Huete, concejal de Podemos al cargo de la cartera de Medio Ambiente, si votó en el pleno a favor de las cuentas. Ello condujo al partido morado a llevar su caso ante la asamblea local, que lo destituyó del cargo de portavoz municipal de la agrupación.

Viveros ampara su postura en que en la Comisión de Hacienda en la que se da el visto bueno a las cuentas antes de su aprobación en pleno, Podemos había dado luz verde al borrador. Fue en esta comisión donde Julio Huete, portavoz de Podemos y por tanto único representante del partido en la comisión, se desmarcó de lo alineado a través de la Asamblea de Podemos, que era rechazar el borrador, según los datos aportados por la agrupación.

El pleno telemático finalmente se celebró sacando adelante los prespuestos gracias al voto a favor de Julio Huete y de las concejalas de Ciudadanos, Julia Gómez y Susana Vicens.

El acercamiento entre Viveros y la formación naranja se hizo visible en el pasado pleno. Una consonancia muy criticada por las concejalas destituidas, que creen que el voto favorable de Ciudadanos responde a un intercambio que se traduciría en la privatización de servicios y ampliando contratos externos a otras empresas.

El alcalde Viveros asume ahoras las competencias de las dos concejalas cesadas: la cartera de Deportes y la cartera de Salud, Consumo y Binestar Animal. La concentración de poder del alcalde aumenta tras la destitución de las ediles. El alcalde habrá de gestionar ahora tres concejalias: Deportes, Salud y Seguridad, una situación similar a la anterior legislatura de Viveros, cuando gobernó en minoría.

Surrealismo en la aprobación de los Presupuestos de Coslada para 2021

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.