Competición de fuerza, rapidez y agilidad 

La mañana del sábado se presentaba nublada y fría, pero pronto saldría el sol. Mientras tanto, los participantes en la competición especial por el tercer aniversario de Crossfit Coslada se preparaban y calentaban. Algunos llevan unas pocas semanas apuntados, otros meses, y también los hay que están inmersos en el Crossfit desde que abrió este Box, o incluso años antes. Pero cuando comienzan las pruebas, el compañerismo y el apoyo al resto se hace patente. Aunque sea una competición, la victoria no es el objetivo, sino una consecuencia del trabajo en equipo y el esfuerzo individual más allá de los límites de cada uno.

Comenzaron con ejercicios en los que cada miembro del equipo realizaba de manera sincronizada con su compañero ejercicios como remo, flexiones, dominadas, levantamiento de barra o lanzamiento de balón medicinal sin dejarlo caer al suelo.

Se continuó con otro ejercicio en el cual se saltaba el cajón, se corría hasta las pesas y se tocaba, se volvía hasta el cajón, y se regresaba hasta las pesas para levantarlas 10 veces y dar el relevo al siguiente compañero.

Llegó el momento de los participantes individuales RX, los más aventajados y que siguen los parámetros de los ejercicios de Crossfit tal y como están prescritos, mientras que los deportistas que no son tan expertos  y que modifican o ajustan el peso o dificultad de un ejercicio, reciben el nombre de escalados. Levantamiento de pesas, dominadas, anillas, o flexiones de pino, marcaron el momento más duro del día.

La última prueba consistía en que cada miembro del equipo levantara pesas por turnos aumentando progresivamente el peso, seguidamente una carrera de 400 metros, y volver para que dos miembros del equipo sujeten las pesas en el aire, mientras que otro levanta el mayor número de veces posibles una pesa rusa, también llamada kettlebell, la tradicional pesa de hierro en forma de bola con asa.

Tras terminar las pruebas, llegaba el momento de la entrega de medallas para los tres primeros clasificados, tanto en categoría individual como por equipos, en los que Inmortales como terceros, Cuétara como segundos y Rogue como primeros, subieron al podio. Para acabar la fiesta, una barbacoa repleta de comida, junto con bebida y música, daba el cierre a éste tercer aniversario de Crossfit Coslada.

Para finalizar, Isabel, una de las participantes, nos aclara las típicas dudas que surgen a la hora de afrontar esta práctica deportiva.

-¿Cómo decidiste empezar a hacer Crossfit?

-Antes de saber que era el Crossfit, estaba en busca de algún deporte que me gustase y pudiese quedarme durante un tiempo, porque sólo salía a correr por la calle y me aburría. Mi hermano, que estaba con lo de bombero y era muy activo, estaba apuntado a un deporte que no me llamaba mucho la atención, porque me hablaba de él y me decía que tenía que levantar peso con barra, y a mí eso no me interesaba. Pero me animó a probar y que juzgase por mí misma, así que fui el primer día y me encantó, porque aparte de levantar peso había de todo: correr, dominadas, salto a cajón, saltar a la comba… Todo es muy funcional, hay buen rollo y la gente desde el primer día te acogen como si no fueses un extraño. Así que me apunté el primer mes y me enganché totalmente, incluso lo que no me gustaba tanto le empecé a coger gustillo y a verlo de otra manera, y hasta hoy, que ya han pasado 2 años.

-¿Cuál crees que es el ejercicio más duro?

-Cuando empecé, los ejercicios más duros para mí fue levantar peso (snatch, squat clean, deadlift, power clean, overhead), aunque realmente cuando empiezas Crossfit y si no vienes de algún deporte, creo que todo es difícil y acabas agotadísimo. Las primeras veces las agujetas me duraban cerca de 5 días y salir de la cama era un suplicio. Pero a día de hoy lo que más me cuesta son los metabólicos como cardio, correr, assault bike… Lo que más me gusta del Crossfit es que siempre hay algo en lo que tienes que mejorar y aprender, por eso siempre vas con ganas y motivación, y cuando sales de allí aunque te encuentres cansadísimo estás deseando que sea el día siguiente para volver y poder superarte.

-¿Qué le dirías a alguien que quiere comenzar a hacer Crossfit?

-A las personas que les gustaría empezar Crossfit les diría que adelante, que es un deporte muy completo ya que da igual que tengas alguna lesión, que seas alto, bajo, gordo, flaco…. Siempre puedes hacer Crossfit. Si tienes alguna limitación o problema en el ejercicio siempre se puede modificar para que puedas hacerlo poco a poco hasta conseguir hacerlo bien al 100%. Los coach te motivan mucho y siempre te dan fuerzas para seguir aunque no puedas más, y sin darte cuenta vas avanzando y es una sensación muy gratificante. ¡Así que mucho ánimo para los que quieran empezar!

(Fotografías de Jrcl)

 

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.