El Partido Popular de Coslada ha hecho balance del primer año de Gobierno del tripartito de izquierdas de Coslada (PSOE, Podemos, Más Madrid): «un gobierno corto de ideas, pero caro para los vecinos, que no ha sido capaz de hacer frente a los problemas de Coslada».

En una nota de prensa remitida por el principal partido de la oposición local, los populares critican el incremento de sueldo de los concejales, unos 3.000 euros anuales, así como el de número de cargos de confianza que han supuesto un coste para los vecinos de cerca de 600.000 euros al año, según los datos aportados por los populares.

Desde el PP de Coslada creen que el tripartito es un «gobierno inestable» que ha traído «más impuestos» y «abandonado la ciudad».

El portavoz popular, F.J. Becerra, también recuerda el incremento del IBI en un 10%, además de otras tasas municipales, como Coslada juega (la escuela de verano para niños con padres trabajadores), la grúa municipal, tasas cementerio y la Escuela de Música, entre otros.

Los populares ceen que se está «limitando reiteradamente el pder adquisitivo de los cosladeños sin que estos vean mejoras en los servicios público municipales» que están llevando a la villa a una «enorme decadencia» por «culpa de la inacción del Gobierno municipal».

Tampoco olvidan de denunciar «la aparición de ratas y mapaches, pasando por innumerables robos a los colegios públicos, hasta los escándalos que han supuesto la dimisión del asesor de Más Madrid en octubre del pasado año, o la contratación de un nuevo asesor para Podemos, en plena pandemia del Covid».

Gestión de la pandemia

Según el Partido Popular el tripartito de Coslada tampoco ha estado a la altura a la hora de gestionar la pandemia. Destacan el tardío reparto de mascarillas a la población, después de que lo hiciera Torrejón y San Fernando, o la reducción de tasas muncipales a los hosteleros y comerciantes, que solo se decretó a partir del pleno municipal de este mes de junio.

En este sentido, los populares recuerdan que desde su partido se han hecho propuestas como «la creación de fondos extraordinarios de apoyo a familias, pequeño comercio, autónomos y pymes, el aplazamiento y condonación de tributos y tasas, y el asesoramiento a afectados por ERES y ERTES, así como otras medidas complementarias como el reparto de mascarillas, la realización de test, o la defensa de la bajada de las retribuciones de la Corporación».

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.