La Policía Local de Coslada dio por finalizada la campaña especial de control del uso del cinturón de seguridad por parte de los ocupantes de los vehículos. Asimismo, dicho operativo también sirvió para comprobar la utilización correcta de los sistemas de retención infantil (SRI) en las calles de la ciudad.

La idea principal es inculcar entre las y los conductores la enorme eficacia que tienen estos sistemas de retención, con independencia de la edad de los pasajeros.

En el caso concreto de Coslada, a tenor de la campaña llevada a cabo del 8 al 14 de marzo, el balance es considerado positivo al detectarse un amplio cumplimiento por parte de las y los cosladeños de este tipo de mecanismos de retención.

A lo largo de estos días, los dispositivos de la Policía Local de Coslada inspeccionaron un total de 1.114 vehículos. De ellos, tan solo 18 recibieron una sanción por no llevar el cinturón de seguridad, lo que supone el 1,6%.

De la cifra global del número de vehículos controlados se desprende otro dato muy destacado. En él están incluidos 139 niños a los que se fiscalizó el dispositivo de retención infantil que estaban obligados a usar por medir menos de 1,35 metros. En este apartado no hay que citar infracción alguna.

El objetivo de la campaña, realizada en todo el país en el marco de una iniciativa de ámbito europeo, es que todos los ocupantes de los vehículos, adultos o menores, que viajen tanto atrás, como en los asientos delanteros, hagan uso de las medidas establecidas al efecto, es decir, el cinturón de seguridad o el adecuado SRI, con independencia de la carretera por la que viajen.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.