Han pasado diez años desde que se creó la figura del policía-tutor, un servicio de la Policía Local de Coslada, en el que están implicadas las ampas de los centros educativos y varias concejalías, que asesora, ayuda y vela por los niños y jóvenes de la localidad.

El balance fue presentado el pasado viernes 4 de diciembre por el alcalde de Coslada, Ángel Viveros, y el oficial jefe del cuerpo, Gabriel Cerrato.

Uno de los datos más significativos aportados por Cerrato es que el policía-tutor ha conseguido reducir considerablemente el absentismo escolar. Si en 2005 se abrieron 69 actas por no ir a clase, en 2014 han sido sólo cuatro los alumnos interceptados.

El alcalde Viveros destacó el trabajo de la policía y los buenos datos obtenidos, y anunció que el Gobierno local seguiría trabajando en la misma línea.

Las actuaciones del policía-tutor incluyen problemas de los chavales en el ámbito familiar, pero sobre todo, en el escolar, representando más del 60% de los servicios. Los problemas familiares ocuparon el 31% de las actas.

Conflictos como el riesgo de exclusión o desamparo han sido tratados en este ámbito.

Cerrato reconoció en la rueda de prensa el surgimiento de los problemas derivados de las redes sociales, un tema sobre el que se asesora a los alumnos en los encuentros con los agentes. También se tratan cuestiones como el acoso escolar, el ciber-acoso
o las suplantaciones de identidad. Un total de 2.180 alumnos han participado en las charlas con la policía.

En 2014-2015 las actuaciones del policía-tutor alcanzaron los 279 servicios. Cerrato destacó la importancia del pro- grama, que “busca siempre mediar en el problema antes que llegar a juicio”. Y tuvo tiempo para recordar que algunos de los alumnos conflictivos tratados a lo largo de los diez años son hoy personas jóvenes con trabajo .

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.