La no venta de sus activos crean una deuda hipotecaria de 15 millones de euros

La Empresa Municipal de Vivienda de Coslada (Emvicosa) tiene que cerrar. Sobre el organismo pesa una deuda de 15 millones de euros originada por la imposibilidad de vender las viviendas sociales y muchas de las plazas de aparcamiento que consruyó. Una apuesta por solucionar un problema endémico de muchos barrios de la localidad, como Ciudad 70 y Valleaguado.

Venta que, según reconocen miembros del Gobierno local, se vio frustrada por la crisis.
El pleno aprobó el 26 de noviembre su disolución ante el desequilibrio financiero que presenta, y que es obligado por ley.

Emvicosa nació en 1992 y es propietaria de locales en la avenida de la Constitución, de su propia sede, de las plazas de aparcamiento no vendidas, de las viviendas de alquiler social y del hotel de la avenida de la Constitución.

El concurso de acreedores es una de las peores opciones que barajaba el Ayuntamiento, que había optado por crear una comisión local que analizara la solución más beneficiosa. Entre ellas, que una empresa liquidadora vendiese las propiedades hasta sa- tisfacer la deuda.

El juez ha dictado sentencia y Emvicosa ha entrado en concurso, la solución en la que la condición social de las viviendas más peligra. En este sentido, el alcalde de Coslada, Án- gel Viveros, ha explicado en un encuentro con la prensa que los “administradores concursales nos han dicho que van a respetar el tipo de contrato de arrendamiento que tengan las viviendas”.

No obstante, el primer edil ha recordado que el Ayuntamiento cuenta con activos —en referencia a las viviendas y plazas de aparcamiento no vendidas— que permitirán a los administradores concursales pagar la deuda existente.

Una vez que todas esta propiedades estén vendidas, la pérdida podría llegar a los dos millones de euros a lo sumo, según los datos aportados por el alcalde de Coslada.

La entrada en concurso de acreedores es consecuencia de la denuncia interpuesta por la constructora Etosa, encargada de las construcción de 148 viviendas, a la que el Ayuntamiento adeudaba 550.000 euros, según los datos aportados por el Ejecutivo local.

Una cantidad que el propio Ivima de la Comunidad de Madrid debía al Consistorio, y que de haber sido devuelta a tiempo podía haber evitado el desenlace concursal, como lamentaba Viveros. En estos momentos hay 169 viviendas alquiladas propiedad de Emvicosa.

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.