Casi 2.000 corredores se dieron cita el pasado domingo en el día grande del atletismo cosladeño para disputar la XXXVIII Media Maratón de Coslada, la II Legua de Coslada y las carreras menores.

La prueba reina congregó a 816 atletas, pero solo 720 conseguieron llegar a meta. La Doble Legua la disputaron 434 corredores, de los que 388 llegaron a meta.

Para hacer posible la prueba se desplegaron 85 agentes de la Policía Local, 35 miembros de protección civil y cerca de 90 personas de organización, incluidos miembros de la Unión Atlética Coslada, un médico y fisoterapeutas de la Universidad de Alcalá de Henares.

La salida se dio a las 10 de la mañana. Corredores llegados de toda la Comunidad ponían su cronómetro a cero para enfrentarse a los 21,5 kilómetros de recorrido plagado de desniveles que han convertido la prueba cosladeña en una de las más exigentes. Los avituallamientos estaban dispuestos en los puntos kilométricos 5, 10 y 15. Cada uno de ellos con un equipo de socorristas para atender a los corredores. No faltaron multitud de vecinos que dieron aliento a los atletas a lo largo del recorrido.

La meta estaba dispuesta en la pista de atletismo del polideportivo de Valleaguado. Allí los corredores debían dar una última vuelta al estadio, donde un público entregado les daba aliento con sus aplausos bajo la banda sonora de Carros de fuego. Se vivieron emotivas escenas de corredores que alzaban sus brazos al unísono, que esprintaban los últimos metros por ganar un puesto y bajar unos segundo o parejas que habían corrido juntos la prueba como símbolo de su amor.

Este año se han batido las marcas de la pasada edición. En la categoría femenina llegó primera a la meta Natalía Díaz-Guijarro (Atletismo Fuenlabrada), con una marca de 1h30’28”. Mientras que el año pasado completó en primer lugar la carrera Ester Ramos Rubio, con un tiempo de 1h36’00”.

En la categoría masculina el vencedor fue Sergio Vallejo, de la Unión Atlética Coslada, que detuvo el cronometro en 1h12’11”. En la edición de 2015 el ganador fue Manuel García Rivera, con un tiempo de 1h13’03”.

A medida que los corredores iban llegando a meta, su dorsal era registrado mediante un lector digital. Primero los de la doble legua, que habían recorrido 11 kilómetros. Este año se hicieron con el título Graciela Palacios-Alzaga (53’32”) y David Álvarez (38’42”). El año pasado los vencedores fueron Alba Martín (49’17”) y Raúl Cañamero (39’49”).

Después de ser registrados los corredores eran sometidos a un control de glucosa por parte de los técnicos de Salud del Ayuntamiento. También tenían a su disposición alimentos para reponer fuerzas.

Toda la mañana estuvo amenizada por Felipe Vicente Gómez-Hidalgo, jefe de departamento de Actividades e instalaciones deportivas del Ayuntamiento, que micrófono en mano radió los devenires de la carrera, dio animó a los atletas y consejos de salud para todos. “Menos plato y más zapato”, recomendó a todos los asistentes.

Llegó la hora de los trofeos. Los encargados de entregarlos fueron miembros de la corporación municipal. El alcalde Ángel Viveros agradeció a todos su participación y destacó la longevidad de la prueba: “38 años, enhorabuena a todos”. También entregaron medallas el concejal de Deportes, Sergio Herradón; el ex alcalde de Coslada, Raúl López; el portavoz de Ciudadanos Coslada, Bernardo González; Jorge García de Hyundai Coslada; o Bruno, de Macdonalds.

Se premiaron las categorías de más de 40 años, más de 65 años y más de 80. Así como las categorías menores, cuyas pruebas se disputaron tras el final de la doble legua y la media maratón.

Desde la organización de la prueba destacan las cifras de este año “la mejor de los últimos años”. Tanto la media maratón como la doble legua han aumentado la participación. Ahora el reto está en superar los 2.000 participantes para la edición de 2017.

 

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.