La Concejalía de Política Territorial ha invertido 12.000 euros en obras de mejora de la red de pluviales en la confluencia de la avenida de la Cañada y la calle Nuestra Señora de Bellaescusa.

Según explica el Ayuntamiento esta zona estaba generando problemas para desaguar el caudal en días muy lluviosos, ya que es la cota más baja de todo el barrio.

A ello se une la carencia de suficientes puntos de recogida y sobre todo la deficiente configuración de la conexión al colector principal de la Avenida de La Cañada, provocando inundaciones en locales comerciales o parte de las aceras.

Para solucionarlo se ha llevado a cabo “una intervención que supone la modificación del ramal de conexión de la red que agrupa toda esta zona. Consiste básicamente en la ampliación del pozo de final de tramo en la calle Nuestra Señora de Bellaescusa y la construcción de un trazado alternativo”,con el objetivo de dar traslado a toda la recogida de pluviales de ese punto directamente a la nueva galería que discurre por la Avenida de La Cañada”, según explicó el concejal de Política Territorial, José Sousa.

La nueva conexión incorpora una tubería de sección adecuada a la capacidad de drenaje que se necesita en episodios de precipitación intensa y se espera que contribuya eficaz y definitivamente a paliar las incidencias producidas en ese tipo de situaciones.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.