Candidatura Izquierda Unida Coslada
Foto de grupo con Quiñones (tercero por la derecha) a la finalización del acto.

Izquierda Unida celebró el pasado lunes en el Margarita Nelken el acto central de su campaña.

Luis Quiñones, el número uno de la lista de Izquierda Unida, que se presenta en Coslada junto a Equo, Madrid en Pie y Anticapitalistas, hizo un alegato por la defensa de los servicios públicos y vertió críticas por la externalización de servicios como la limpieza de las calles, el servicio Coslada Juega o los talleres de cultura.

Del servicio de limpieza dijo Quiñones que Coslada estaba «más sucia que nunca» a pesar de los más de cuatro millones de euros que los cosladeños pagan anualmente a Valoriza, la empresa encargada de la limpieza viaria.

El portavoz de IU criticó además las condiciones laborales que la empresa ofrece a sus trabajadores.

«¿Por qué están las calles sucias?», preguntaba el candidato a los presentes. «Porque cuando la concejala recibe las quejas dice que pasará parte a la empresa. Y a la empresa solo le mueve el lucro».

«Hay que recuperar lo público. Se tendría mejor control», explicó Quiñones.

Candidatura Izquierda Unida Coslada
Javier Benayas y Ana Belén Guillén, de la lista de Izquierda Unida Coslada.

El candidato dijo que este problema también se da con los talleres de cultura, «que dejaron de prestarse a mitad de curso». «No ocurriría así si la gestión fuese pública».

En cuanto a Coslada Juega, Quiñones recordó que también lo gestiona una empresa privada y que muchos niños se quedan sin plaza en las vacaciones de verano.

Desde Izquierda Unida proponen que la Empresa Municipal de la Vivienda (Emvicosa) se convierta en una empresa municipal de servicios encargada de gestionar este tipo de cuestiones.

Después pasó Quiñones a hablar de la vivienda. Recordó que el precio medio de alqiuler en Coslada «ronda los 1.000 euros» y que «hace 10 años que no se pone en marcha vivienda social».

El candidato de Izquierda Unida también hizo un alegato a la accesibilidad universal a través de un plan que la garantice en Coslada.

Quiñones también reclamó su partido como «heredero de Somos Coslada». Para finalizar dijo que Izquierda Unida llegaba para «transformar la ciudad, no gestionar los recursos desde un sillón».

También defendió la participación ciudadana a través de mecanismos que permitan a los vecinos decidir en qué se invierte el dinero.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.