Manuel Ojeda, pintor de Torrejón
Manuel Ojeda frente a una de sus obras.

El arte de Manuel Ojeda está dando brillo y lustre al paisaje urbano de Torrejón, pero lo que a este artista realmente le gusta hacer es estar con sus nietos, lo que considera «una felicidad y un privilegio», nos cuenta tratando de superar la algarabía de chiquillos que lo rodean. Maestro de la pintura mural con 40 años de paredes pintadas en sus manos, dice haber pintado para futbolistas, políticos y toreros, incluso para un ministro de Franco que le pidió una replica de la Sixtina en su palacete. Como buen artista está en contra del sistema del arte, de las galerías y los marchantes. «He pintado las cosas más inverosímiles que te puedas imaginar», explica sobre los encargos recibidos. «También he pintado cuadros para pintores famosos que luego firmaban ellos». «Uno que me pidió un mural, cuando se lo acabé me dijo: deja ya las pinturas que ahora vienen los medios para que crean que lo he pintado yo».

Manuel pregunta si nos escandalizan estas anécdotas. Y prosigue.
Sabes lo que pasa, que como yo he visto tantas cosas de esto ahora lo que estoy haciendo es pintar en la calle. Así nadie puede especular con ello. El único beneficiado de mi arte es el público de Torrejón. Pintar en la calle es una de las mejores actividades que puede haber porque interactúas continuamente con los vecinos. Muchas veces me sugieren que le haga algo a la obra que estoy pintando. ¿Por qué no pone usted esto…? Y se lo pongo. La gente te trae un bocadillo, una naranja. La gente está viendo que todo es real. Me ven con los botes de pintura y las cuatro brochas y el andamio y ven que no hay trampa ni cartón. Y ven como de un día para otro la pintura va progresando… y esto es una cosa mágica.

Yo trabajo en el Ayuntamiento desde hace 40 años. Y le he propuesto a todos los alcaldes hacer este tipo de murales como se hacía en los países civilizados. Unos decían que era una chorrada, otros que era gamberrismo, otros que si era un delincuente. Pero técnicamente todos venían a decir lo mismo. Lo intenté de nuevo con Pedro Rollán y me dijo que hiciéramos una prueba. La pinte y le gustó.

Manuel Ojeda, pintor oficial de Torrjón
Autorretrato de Manuel Ojeda titulado La soledad.

Y no le da vértigo pintar tan alto en el andamio.
No, no. El vértigo es una cosa que la maduras con los años.

¿Usted se identifica con el resto de artistas urbanos y de grafiti?
El grafiti, como cualquier otro arte, tiene verdaderos artistas. Y yo los admiro. Uno de los mejores artistas que he conocido en mi vida es un pastor que no sabe leer ni escribir pero tiene un don para la talla de madera. Y allí está, completamente desconocido. También he conocido a otros mantas que como su papá tenía dinero pues le han dado fama y publicidad y allí está ganando una pasta increíble. Es lo que le comentaba de la perversión del arte.

¿Qué tipo de arte le gusta más?
Yo me identifico más con el hiperrealismo de Antonio López, por ejemplo, que la pintura abstracta o cubista. Todos estos movimientos tienen a artistas detrás con una mentalidad muy atormentada. Pero cada uno tiene una interpretación de la vida. Es algo completamente personal.

¿Es más de Goya o de Velázquez?
De Velázquez, por supuesto. Es el mejor pintor que ha habido en todos los tiempos. Y el mejor cuadro de la historia es Las meninas.

Velázquez fue el pintor de la Corte de Felipe IV. ¿Le va bien el título de pintor oficial de Torrejón?
Bueno, puede ser. Ahora mismo en mi nómina aparece la mención de «pintor artístico».

¿A cuál muro le tiene ganas en Torrejón?
Ahora tengo el proyecto del muro de la Navidad. Después si que tengo algunas ideas, bocetos, de ideas más provocadoras. Irán saliendo cosas. En el trabajo de la plaza de España la idea era mostrar cuadros de gente atormentada, que es lo que en realidad es la naturaleza humana.

 

1 Comentario

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.