Anoche los vecinos vivimos una jornada electoral memorable. En Torrejón Ignacio Vázquez se alzaba con una aplastante mayoría absoluta. Mientras que en Coslada el ascenso de Ciudadanos y la irrupción de VOX no dejaron clara la Alcadía hasta el 65% del escrutinio, que situaba al PSOE como ganador de las elecciones y a Ángel Viveros como alcalde.

Vázquez ha puesto el listón más alto que su predecedor Pedro Rollán, hoy presidente en funciones de la Comunidad de Madrid y a todas luces vicepresidente de la Asamblea para esta legislatura que nace.

Ignacio Vázquez cumple sus mejores pronósticos

El joven alcalde rompe las marcas apoyado por un municipio que agradece con papeletas la gestión de Vázquez otorgándole 19 escaños. Cinco más que en la pasada legislatura. Cumple así el mejor de sus pronósticos, toda vez que contemplaba en el peor de los escenarios un gobierno de pactos.

Solo tres partidos obtienen representación en Pleno de Torrejón. El PSOE local hace un buen papel y se posiciona como principal partido de la oposición con seis concejales. 3.800 votos de la izquierda fragmentada no obtienen concejal. Lo que supone una pérdida de siete ediles. Esto ha permitido a Podemos conseguir dos anecdóticos concejales.

En Coslada el Partido Socialista se hace con la victoria. La tendencia alcista del sanchismo a nivel nacional y autonómico ha servido a Viveros para abrir las puertas de su tercera legislatura.

Un pacto de Viveros con Ciudadanos sería más sencillo

El alcalde Viveros tiene el caparazón como Sánchez. El lánguido sobrevivió a todos los bombardeos hasta llegar a la presidencia del Gobierno. El cosladeño ha sabido ganar las elecciones gobernando en minoría, con el veto de la oposición y con un proceso judicial abierto cuyo desenlace se desconce.

Ahora le toca pactar. Y no le pone cordones sanitarios a Ciudadanos, según nos explicó en la entrevista. Todo parece indicar que lo hará con la agrupación naranja porque es la mejor manera de enarbolar para si toda la bandera de la izquierda.

El acuerdo con Ciudadanos sería un pacto más sencillo que con la izquierda fragmentada, con la que tendría que formar un tripartito con muchas bocas que alimentar.

La cuestión es si la líder de Ciudadanos Julia Gómez va a reclamar carteras a cambio de su apoyo. Y si es así si Viveros reconduciría su mirada a la izquierda de la segunda fila para que le permitiese ocupar todas las concejalías con ediles socialistas.

La fragmentación de la izquierda de Coslada se ha dejado por el camino 2.800 votos. La mitad de La Izquierda Hoy, gobernada por Pedro San Frutos, el veterano edil de izquierda no entrará en la Corporación municipal.

La otra mitad la pierde Izquierda Unida-Equo-Anticapitalistas. Los herederos de Somos Coslada no alcanzan tampoco votos suficientes y se quedan fuera del pleno.

Solo 101 votos han separado a los dos partidos de centro-derecha

Podemos solo consigue cuatro concejales. Los morados de Huete hicieron una campaña más centrados en que habría que pactar con los socialistas que en arrebatarle votos. Tampoco han sabido arrastrar para su urna los votos de la izquierda rota. Y ahora se les pone muy difícil entrar en el Gobierno.

Si el acuerdo PSOE-Cs aflora, Podemos formará la oposición suave junto a Más Madrid, que gana un concejal. Los populares y VOX serán la oposición oposición.

El PP de Becerra consigue salvar los muebles porque gana a Ciudadanos y solo cede dos concejales. Apenas 101 votos han separado a los dos partidos de centro-derecha.

VOX se mete en la Corporación municipal con dos concejales después de una reñida batalla con Más Madrid a lo largo de la noche electoral. Al final se impuso la formación conducida por José Manuel Bleda por 320 votos.

Buenos resultados para Inicia Coslada, que aunque no ha conseguido ningún concejal si consigue 1.146 votos, un 2,92%.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.