Reforma Paseo Dolores Ibarruri de Coslada
Aspecto actual del paseo.

En breve darán comienzo las obras de mejora del paseo de Dolores Ibárruri y un tramo de la avenida de la Constitución de Coslada.

Las vías, que llevan décadas sin beneficiarse de proyecto alguno, según ha explicado el Ayuntamiento, se encuentran en un «estado lamentable», en palabras de la concejala de Urbanismo, Charo Arroyo.

Paseo Dolores Ibárruri
El apartado dedicado en este nuevo Plan de Pavimentación al Paseo Dolores Ibárruri será objeto de una reforma integral. Este proyecto prevé actuar en una superficie superior a los 10.000 metros cuadrados.

Con motivo de estas actuaciones, en la avenida Príncipes de España quedará operativo un solo carril en sentido San Fernando mientras duren las obras. Además, se crearán más plazas de aparcamiento de las que se suprimen en la zona del Paseo Dolores Ibárruri para poder hacer efectiva su ampliación (en la acera correspondiente a la entrada del Centro Comercial Los Valles). Las nuevas plazas se habilitarán en los dos márgenes de la avenida Príncipes de España.

Otro aspectos destacado de este proyecto es que con el mismo se eliminarán todos los peldaños de la plaza, convirtiéndola en totalmente accesible a través de una gran rampa que sustituirá a los tres tramos de escaleras.

Avenida de la Constitución
Las otras vías cuyas obras de mejora empiezan de manera simultánea son la avenida de la Constitución y la calle de Begoña (entre Petra Sánchez y Oneca), con un proyecto que prevé actuar en una extensión de más de 7.000 metros cuadrados.

Durante el tiempo en el que se prolongue la ejecución del proyecto, se corta el carril de subida hacia el Ayuntamiento desde la calle Machés Gómez. Para evitar inconvenientes se desviará el tráfico desde esa vía hacia Manuel María de Zulueta.

La empresa adjudicataria señalizará tanto el área del Paseo Dolores Ibárruri, como la avenida de la Constitución de forma adecuada a través de un panel. Del mismo modo, incluirá carteles en toda esta zona en los que se facilita a los vecinos las vías de comunicación para contactar en caso de que haya alguna incidencia o necesidad en materia de accesos durante el período de ejecución.

El Plan en su conjunto tiene un plazo de ejecución de seis meses. Arroyo ha trasmitido “por adelantado las disculpas por las molestias que puedan provocar estas obras, pero lo hago con el convencimiento de que el resultado final merecerá la pena, puesto que tanto estas dos vías de nuestra ciudad, como las otras en las que también se actuará, se encuentran en unas condiciones lamentables tras años de abandono”.

Una de las novedades incluidas en los pliegos de contratación de este Plan de Pavimentación es que los mismos incluyen la generación de empleo. Así, en virtud de esta incorporación, se contratará durante el período de ejecución de las obras y a jornada completa, a un total de diez personas (mujeres y hombres).

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.