Todo somos amigos de nuestras bicicletas. Por eso, cuando nos la roban, sufrimos una enorme desilusión. Más aquellos que de forma encomiable la usan a diario para coger el tren de Cercanías y poner rumbo a su puesto de trabajo.

Por eso desde mayo de 2017, la Policía Local de Torrejón había instalado cámaras de videovigilancia en los bicicleteros que el Ayuntamiento de Torrejón instaló para fomentar el uso de este medio de transporte ecológico y saludable.

Ahora hay más bicis aparcadas a diario en los bicileteros, una muestra visible del cambio que se avecina en los modos de transporte, pero también hay más rateros que quieren hacerse con ellas para revenderlas, la demanda de bicilectas aumenta.

Afortunadamente el sistema de videovigilancia ha conseguido frustrar varios intentos de robo. Según ha informado el Consistorio, en uno de los intentos, las cámaras mostraron a un individuo intentando manipular el candado de una bicileta aparcada en el bicicletero de la estación de Torrejón, con lo que se alertó a la patrulla más cercana, que sorprendió al ladrón con las manos en la masa tratando de forzar el candado.

Otro de los intentos, el ladrón ya se había marchado a sus anchas con la bici, pero no contaba con la presencia de dos agentes de paisano que se encontraban por la zona. Gracias a la descripción facilitada por el Centro de Control de la Policía, el caco fue interceptado. “Es que me acaban de vender la bicicleta”, pretextó a los agentes mientras le crecía la nariz como a Pinocho. No hubo manera, las cámaras de vigilancia le habían cazado robándola.

No solo el sistema de vigilancia ha impedido el robo de biciletas. La colaboración ciudadana es crucial para contener este tipo de delitos. Según ha informado el Ayuntamiento, fueron precisamente unos vecinos los que alertaron a la policía por la actitud sospechosa de dos hombres que pululaban en torno a los bicileteros de la estación.

El Centro de Control de la Policía Local apuntó entonces su ojo sobre ellos, y comprobaron que los dos sospechosos se estaban preparando para el golpe de varias biciletas. Se avisó entonces a la patrulla más cercana, que pudo interceptar al primeror con una bici ya en sus manos, y al segundo, un menor, tratando de hacerse con la suya, con la de otro, más bien.

Las cámaras de vigilancia, según ha querido recalcar el Ayuntamiento, cumplen con toda la normativa de la Delegación del Gobierno y están debidamente señalizadas. Se encargan de proteger los 60 bicicleteros que hay repartidos entre las dos estaciones.

El vicealcalde y concejal de Seguridad y Urbanismo, José Luis Navarro, ha recordado que “las imágenes recogidas por las cámaras de vigilancia se ven desde el Centro de Control de la Policía Local y desde que fueron instaladas se ha mejorado de manera muy destacada la seguridad, ya que apenas se han registrado robos o intentos de robo, resultando por tanto muy eficaces para prevenir el hurto de bicis de los usuarios del tren”.

Bicis más protegidas contra el robo en Torrejón

No hay comentarios

Dejar una respuesta