La semana pasada en la calle de La Presa

La sala de comunicaciones de la Policía Local recibió la semana pasada numerosos avisos que alertaban del incendio de una vivienda de la calle La Presa, donde podía haber alguna persona atrapada.

Cuando llegaron las dotaciones policiales al lugar, los numerosos vecinos congregados en la zona señalaron a los agentes una ventana enrejada desde la que emanaba abundante humo. Tras las rejas, entre la humareda, una anciana con claros síntomas de asfixia estaba pidiendo auxilio.

De inmediato, los agentes procedieron a forzar y desprender la reja de la ventana, utilizando las barras de uña de las que están provistas las dotaciones policiales, y consiguieron acceder al interior poniendo a salvo a la anciana. Asimismo, hubo que desalojar al resto de vecinos del inmueble de la vivienda afectada.

Una vez se personaron las dotaciones de bomberos, que previamente habían sido requeridas, procedieron a sofocar el incendio y posteriormente a la ventilación del inmueble afectado. Al parecer, el incendio se originó en la cocina, propagándose posteriormente por la vivienda a través de la campaña extractora y los muebles colindantes.

La anciana rescatada tuvo que ser trasladada a un centro hospitalario debido a una fuerte intoxicación por monóxido con nivel crítico de saturación de oxigeno, aunque no se temía por su vida. También otros vecinos y agentes policiales tuvieron que ser atendidos “in situ” por los servicios sanitarios por inhalación de humo.

Desde la Policía Local quisieron destacar la colaboración de los vecinos, facilitando importante información y auxiliando a los agentes en el rescate de la anciana.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.