Aumento del número de papeleras y colocación de carteles

Desde el año pasado, el Ayuntamiento de San Fernando de Henares está realizando una campaña de concienciación sobre la limpieza viaria y los excrementos caninos en vía pública llamada #CuidamosSanfer. Esta campaña se ha desarrollado en colaboración con “En Clave”, una asociación sin ánimo de lucro que se dedica a crear una relación respetuosa de las personas con el medio.

Una de las partes de esta campaña consistía en preguntar a la ciudadanía que medidas podrían ayudar a mejorar la limpieza en la localidad, resultando como medidas más solicitadas por los vecinos tanto la colocación de carteles de concienciación como el aumento del número de papeleras.

Por ello, durante estos días se están colocando los carteles de la Campaña con el mensaje: “Mejor en la Papelera que en la acera”. Los mensajes se encuentran en los paneles de los depósitos de residuos soterrados del municipio y en farolas. Además se ha incrementado el número de papeleras en los puntos más críticos según el trabajo conjunto de la empresa de limpieza, los técnicos del Ayuntamiento y las consultas realizadas a los vecinos.

Esta campaña se suma a otras como #SanferRecicla, SanferRespira o a la campaña de difusión de la aplicación de incidencias Línea Verde (que todavía sigue en desarrollo), todas organizadas por el área de Medio Ambiente y que pretenden cambiar la conducta de la ciudadanía para mejorar la limpieza y el reciclaje de residuos en San Fernando.

La Campaña #CuidamosSanfer tenía como objetivos concienciar sobre la importancia de mantener la ciudad limpia con la colaboración de la población, desmontar algunos tópicos presentes en el imaginario sobre la responsabilidad de la limpieza viaria, llamar la atención sobre el problema de la limpieza de las calles, en especial sobre aquellas acciones que la empeoran, poner en relevancia los argumentos para cuidar de la ciudad y mostrar las iniciativas que el Ayuntamiento ha puesto en marcha en este tema (Línea Verde, formación en colegios, recogida puerta a puerta en los comercios,…).

La campaña estaba compuesta de tres fases. La primera fue de diagnóstico, donde con la información facilitada por el Consistorio se identificaron los puntos negros de la limpieza viaria y los residuos caninos. Una segunda fase consistió en la realización de una serie de actividades, como talleres, visita a comercios, charlas con propietarios de perros y colocación de mesas informativas. Una vez concluida esta fase por parte de la asociación, se detectaron las diferentes necesidades y se aconsejaron diversas soluciones como la que en estos momentos se están poniendo en marcha.

Dona Galán, concejala de Medio Ambiente, declaró: “Seguimos aumentando los controles y el rendimiento de los pésimos contratos de limpieza que se firmaron en el pasado, pero aún así debemos seguir trabajando con la población para mejorar en nuestra capacidad de reciclar y de cuidar nosotros y nosotras mismas de nuestro municipio”.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta