Camas en los pasillos con esperas de 48 horas o un enfermero para 23 pacientes son algunas de las condiciones que el grupo municipal denuncia.

Somos Coslada ha emitido un comunicado en el que denuncia varios casos de colapso en el Hospital del Henares.

Según explican, el pasado 6 de noviembre un solo enfermero tuvo que atender a 23 pacientes en camas y el día 29, 40 pacientes tuvieron que esperar en camillas entre 24 y 48 horas para ser trasladados a planta o tener un espacio individual acortinado.

El 11 de diciembre la situación permanecía.  26 pacientes llevaban más de 48 horas pendientes de ingreso. Y dos pacientes recién operados tuvieron que pasar la noche en reanimación porque no había camas libres, explica el grupo municipal.

Al día siguiente la saturación de pacientes en camillas se extendió al servicio de urgencias. Donde los pacientes que acudían tuvieron que esperar más de dos horas en sus vehículos porque no había camas.

El escrito de Somos cuenta que la gerencia del hospital se negó entonces a cerrar el servicio de urgencias y desviar a los pacientes a otros hospitales para “evitar pagar la penalización que impondría el Servicio Público Madrileño de Salud (SERMAS)”. Somos cree que  se está “anteponiendo el dinero a la salud de los y las pacientes.”

El Hospital de Henares responde
Desde el hospital creen que no ha habido un colapso en el servicio de urgencias. La “presión asistencial”, explican, se debe al aumento de “ciertas patologías crónicas” en la estación invernal que provoca una mayor afluencia al servicio de urgencias y el aumento de ingresos en planta.

El pasado 26 de noviembre fue el día con la mayor afluencia a urgencias, 307 pacientes, según los datos aportados por el centro hospitalario. La media diaria en noviembre fue de 245 urgencias. En diciembre se está atendiendo una media de 255 urgencias diarias.

El hospital se defiende diciendo que ha contratado cinco enfermeros y cinco auxiliares más para el servicio de urgencias. También ha habilitado 26 camas más, cinco enfermeros, cinco auxiliares de enfermería y un médico para “cubrir este aumento de camas en hospitalización”.

Un aumento de camas que parece insuficiente a tenor de las circunstancias denunciadas por Somos.

Las causas del colapso del hospital, aduce el grupo, nacen de la negativa de la Comunidad a finalizar de construir la última ala del hospital, que sumaría 30 nuevas camas. “Cifuentes prefiere desdoblar las habitaciones existentes para evitarse el coste económico de personal que supondría la apertura de este espacio para la Comunidad y para la concesionaria, Valoriza”.

Somos cree que la solución es por abrir todas las plantas cerradas de todos los hospitales públicos y la contratación de más personal tanto sanitario como no sanitario para que el servicio hospitalario sea de calidad.

Desde el hospital recuerda que urgencias es un “servicio público gratuito que debe estar abierto todos los días del año, siendo imposible su cierre ya que su misión es la de salvar las vidas de las personas que a él acuden”.

El centro también ruega que los ciudadanos acudan a urgencias sólo cuando sea realmente una “emergencia” y que las patologías “urgentes menos graves” pueden ser atendidas en los centros de atención primaria y sus urgencias.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.