Anton Farinos
Antón Farinos.

Nació en Galicia y llegó a la Coslada de 1984. Dice tener buenas relaciones con todos los partidos, pero lamenta haber recibido demasiadas veces la respuesta “no hay dinero”. Ahora es uno de los activistas sociales más implicados del municipio. “Me emociono al pensar todo lo que los han ayudado los vecinos en la recogida de alimentos”.

¿Cómo surgió la idea de reciclar tapones para fines benéficos?
Fue hace tres años. Una amiga me contactó para ayudarla a recoger tapones para Sofía, una niña con una enfermedad rara en la que sólo hay cuatro casos en España. Estuvimos un año recogiendo y lo recaudado lo donamos para investigación.

¿Para quién están recogiendo ahora?
Para Rolando, un niño de seis años con parálisis cerebral. Como ya va creciendo cada vez es más difícil moverle y los padres necesitan ayuda. Con los tapones que se recauden intentaremos comprar un elevador para que los padres no tengan que cargar con él. Pero intentaremos conseguir todo lo que podamos porque los gastos son siempre muy caros, 1.000 euros para ampliar la silla, 2.000 euros para otra cosa…

¿Dónde podemos colaborar con nuestros tapones?
El punto principal de recogida es Gofer, en la avenida Jesús de San Antonio de Coslada, pero hay otros 24 locales y tres colegios colaborando.

¿Cómo fue la recogida de comida del fin de semana pasado?
Yo colaboro como voluntario en la recogida desde hace cuatro años. Al final me he ido implicando cada vez más y este año he coordinado la recogida en Coslada y San Fernando. Llamando a amigos al final reuní a cincuenta personas.

¿Cuánto consiguieron recaudar?
Entre Coslada y San Fernando 49.000 kilos desde el viernes por la tarde al domingo.

Es una gran cifra.
Cada año recogemos más. Ves a la gente que te ayuda, mayores que te traen carros llenos…es muy emocionante.

No hay comentarios

Dejar una respuesta