El pleno de Coslada aprueba su instalación porque puede suponer un peligro en la seguridad de los niños, aunque no hay fechas.
Parque infantil de la calle Luis Braille de Coslada
Los vehículos circulan muy próximos a la zona recreativa de los menores.
El parque infantil de la calle de Luis Braille será finalmente vallado. Su cercanía a la calzada, solo la acera la separa del parque, puede suponer un peligro en la seguridad de los niños.

El pasado pleno del 15 de septiembre aprobó, tras una hora y media de debate, llevar a cabo una actuación urgente para que se “procure mayor protección y seguridad a los menores”, según ha explicado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Los primeros en dar la voz de alerta sobre los problemas de seguridad del parque fueron los concejales de Ciudadanos Coslada, cuando hace “más de un año” lo comunicaron por escrito al Gobierno local. También se habían recibido quejas por escrito de los vecinos.

El partido naranja presentó la moción para el pleno de septiembre, y tras superar dos enmiendas, fue finalmente aprobada tras un arduo debate.

El acuerdo implica que se cree una ordenanza municipal que vele por la seguridad en los parques infantiles, como recogía una de las enmiendas. También que se inste a la Comunidad de Madrid a que siga las recomendaciones del Defensor del Pueblo sobre la seguridad de los parques, como recogía la otra enmienda.

La aprobación de las dos enmiendas suscitó dudas jurídicas en la sala, ya que ambas podían ser contradictorias entre si. Finalmente el debate siguió su curso porque, al parecer, no eran contradictorias, pero se acusó al PSOE de haber aprobado las dos para anular la moción.

El coste de la instalación de la valla y no haberle pedido a la constructura que hiciese una valla protagonizaron las intervenciones de los concejales.

Virginia Robles, de Somos Coslada, reconocía que en la elaboración de los Presupuestos Municipales haber “aumentado la partida de emergencia social y dejar la de parques y jardines sin cobertura”.

La concejala de Urbanismo, Charo Arroyo, recordaba a la bancada de enfrente que la valla “tiene un coste”, y solicitaba a la oposición compromiso para que en los próximos presupuestos apruebe partidas con todo lo que solicita en los plenos.

Arroyo insistió en que los presupuestos no incluyen una partida para la valla y que por tanto es imposible hacerla, pero que la habrá en cuanto haya presupuestos.

El concejal popular Francisco Becerra incidió en que era responsabilidad del Gobierno el haber solicitado a la constructora de las viviendas colindantes, sufragadora del parque, el perimetrado del área. También recordó que en los presupuestos de 2017 no hay plan de mejora de parques infantiles ni zonas verdes. También conminó a que se instalará la valla ante el riesgo de que pudiera ocurrir un accidente.

Becerra también recordó al presidente de la sala, el alcalde Ángel Viveros, que “las mociones si son vinculantes”. Viveros respondió “que sean vinculantes siempre, no solo cuando gobiernan otro partidos. Si quiere le enseño una lista de mociones”, le espetó.

Finalmente, el responsable de la moción, el portavoz de Ciudadanos Coslada, Bernardo González, se quejó de que en 2016 fuera aprobada una moción para regular la accesibilidad de los parques infantiles y de que el Gobierno muncipal “no la haya puesto en marcha”. También propuso que se hiciera una modificación de crédito para poder pagar la valla.

La moción fue aprobada por 18 votos a favor y siete abstenciones. Hasta el momento no hay fechas para los trabajos. Si finalmente se aprueba una modificación de crédito la valla podría instalarse en un corto periodo de plazo. Si por el contrario hay que hacer lo a través de una partida en los presupuestos podría llevar un año.

Ciudadanos Coslada pide que se valle el parque infantil de Luis Braille

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.