Entrevista con el jefe de la Policía Local de Coslada.

GABRIEL CERRATO- OFICIAL JEFE POLICÍA LOCAL DE COSLADA

Entrevista a Gabriel Cerrato, oficial jefe Policía Local de Coslada
Cerrato en el centro de control de la Policía Local de Coslada.
En 2010 aceptó el reto de recoger una policía local destrozada por el Caso Bloque. La estrcuturó y la modernizó bajo dos premisas: estás más cerca del ciudadano y colaborar con él. Ahora ha recibido el premio al mejor jefe de policía de la Comunidad de Madrid. Siete años en los que ha lavado la cara del cuerpo para convertir Coslada en una de las ciudades más seguras de la región.
Comenzó su carrera como agente de la policía local de Coslada en 1995. Asciende a cabo en 2001 y sargento en 2009. Nunca se dejó tentar por las malas artes del sheriff. Al año siguiente, y como número uno de su promoción, se convierte en oficial jefe de la Policía Local de Coslada. Se define trabajador, entusiasta y exigente.

¿Cómo encajó el premio?
Fue innesperado porque es un premio que otorga la Unión Nacional de Jefes y Directivos de Policía Local. No lo esperaba porque son dos fefaturas de policía los que me han promovido para el premio. Ha sido una sorpresa agradable porque se reconoce tu trabajo, trayectoria profesional, y lo que aportas al cuerpo. 39 de los 40 votos optaron por mi candidatura, es para sentirme orgulloso porque refrenda la trayectoria profesional de estos últimos siete años.

¿Por qué cree que se lo han dado?
Creo que tiene mucho que ver con el modelo del cambio organizativo. Con encontrarte con una policía local totalmente desestructurada y reorganizarla de arriba abajo. Tiene mucho que ver con que teníamos una percepción del ciudadano totalmente negativa y ahora la tenemos positiva. Aunque evidentemente tenemos que seguir mejorando.

Hemos sido capaces de acercarnos, no solamente a los ciudadanos, sino también al tejido social y policial. Y nos conocen por lo que hemos sido capaces de cambiar durante estos años.

¿Qué policía se encontró cuantro entró en el cargo?
El problema más acuciante fue la cultura organizativa. No había un modelo claro de lo que se quería para la policía local. Era una policía sin objetivos, desmotivada por todo lo que había sucedido. Una policía sin una identidad corporativa, una imagen clara y definida. Había una falta de mandos intermedios, de estructura interna y con escaso acercamiento al ciudadano. Pero también había virtudes y fortalezas, como una plantilla joven, con medios humanos y materiales importantes, que había que coordinar…. un edificio nuevo, vehículos nuevos…

En 2010 elaboré un plan de modernización para la Policía Local de Coslada en donde se identificaban los problemas de la policía y se los ponía una solución… Se creó la policía de barrio, se mejoró la unidad de atestados e investigación de accidentes, se potenció el equipo de educación vial y policía tutor, y, sobre todo, se potencia la visibilidad y la imagen cara al ciudadano.
La policía tiene que ser visible, cercana. Una policia orientada a satisfacer las necesidades de los vecinos. Si tenemos claro cauáles son los problemas…

¿Cuáles cree que han sido las claves para que Coslada sea una ciudad segura?
Sobre todo la coordinación con Policía Nacional, la puesta en marcha de la policía de barrio y el establecimiento de dispositivos de seguridad específicos cuando se produce un repunte de un determinado ilícito penal.

Y luego dedicar muchos agentes a la calle en labores de prevención…. Por ejemplo, la policía de barrio tiene una función principal, que es la prevención. La policía de barrio lleva en sus genes esa visibilidad y acercamiento al ciudadano y al comerciante. Llevamos a cabo el dispositivo comercio seguro, en el que todos los días se visita al pequeño comercio para ver sus inquietudes y nos vea, al igual que nos ven los malos, que asi los disuadimos en el día a día.

Entrevista a Gabriel Cerrato, oficial jefe Policía Local de Coslada

¿Cómo se define a si mismo?
Creo que soy una persona trabajadora, constante… Me gusta mucho mi trabajo, lo hago con ilusión, con ganas de hacer cosas… y sobre todo exigente. Yo creo que en la policía, donde está todo muy regulado y donde existe una jerarquía, hay que ser exigente. Por tanto, constancia, ilusión y exigencia. También participativo porque otra de las políticas que hemos puesto en marcha es que todo el tejido social pueda venir a nuestra sede a contarnos problemas

¿Y cómo define a la policía local?
Es una policía modena, adaptada a las necesidades de nuestro municipio, profesional, formada y con ganas de seguir haciendo cosas. Contamos con una plantilla muy joven, la media está en los 40 años

¿Y los cosladeños? ¿Somos muy rebeldes?
Yo tengo que hablar muy bien de Coslada. Yo soy de Coslada, vivo en Coslada y creo que el ciudadano de Coslada es exigente cuando lo tiene que ser. ¿Rebeldes? De ninguna manera. Creo que son vecinos muy participativos. Cuando pusimos en marcha la oficina de atención al ciudadano en 2010 empezamos con 20 quejas y sugerencias, y andamos actualmente por las 200 colaboraciones ciudadanas. Más que colaboraciones requerimientos que nos hacen los vecinos sobre problemas que tienen, ya sea una señal de tráfico o un paso de peatones, “que se curcula a mucha velocidad por mi calle, que hacen botellón, que aquí hay más robos…” por eso creo que el ciudadano participa… En los últimos premios del Día de la Policía Local se premió a dos ciudadanos.

No son rebeldes, son exigentes y colaborativos.

¿Qué necesidades tiene ahora mismo la policía local?
En cuanto a número de efectivos estamos en una ratio adecuda a los niveles de calidad. En cuanto a medios materiales contamos prácticamente con todas las necesidades cubiertas… Lo único que tenemos que afrontar cara al futuro es el adelanto de la edad de jubilación de los policías a los 60 años, que supondrá un nuevo reto, ya que habrá muchos que se jubilen y habrá que cubrir esas bajas.

¿En cuanto a nuevas tecnologías?
Tenemos 11 cámaras de tráfico, hay otras 75 cámaras que vigilan edificios públicos, colegios, en los centros culturales, cecanías del ayuntamiento… pero hay que modernizarlo porque se instaló gracias al Plan E de 2008…una de las mejoras podría ser el control de acceso de vehículos al municipio.

¿Hasta que punto es implica el alcalde en la seguridad?
El alcalde está al tanto diariamente y todas las semanas despachamos. Tiene información puntual diaria. Es importante para la policía poder tratarlo directamente con él.

¿Por wasap?
También.

La policía forma parte de la imagen del ayuntamiento. Si la policía es educada, seria, si hace frente a lo que tú le pides el político es el primer interesado en saber realmente qué problemas hay en la ciudad y quien más concoce los problemas es la policía.

¿Usted cree que tendría que haber responsabilidades políticas por el Caso Bloque?
Cuando ocurrió yo estaba lejos de la toma de decisiones, por tanto ahi no puedo darle opinión. No sé qué trato había, si directo o no, más cercano, menos cercano…Pero nosotros tenemos un plan de trabajo que tiene como modelo el Plan de Modernización que se implantó en 2010. Y tanto el Partido Popular en la anterior legislatura, como el Partido Socialista en la actual, creo que creen en ello, de hecho la línea estratégica actual marca continuar con esta policía de proximidad, de visibilidad, colaborativa.

Por ejemplo, estamos en los colegios y los institutos con el programa de educación vial y el policía tutor… uno de nuestros mejores aliados es el profesorado… todo esto hace que los jóvenes desde muy pequeñitos conozcan a la policía.

Entrevista a Gabriel Cerrato, oficial jefe Policía Local de Coslada

Uno de los objetivos del policía tutor es luchar contra el acoso.
Sí, en los dos últimos años la actividad del policía tutor ha subido un 35%. Estamos muy coordinados con las concejalías de Educación y Servicios Sociales para poner freno a los problemas lo antes posible.

¿Hacia dónde se dirige la Policía Local de Coslada?
Tenemos que seguir mejorando en la calidad de los servicios públicos que prestamos. Hay que mejorar en tráfico. Intentar evitar cierta anarquía que se mantiene. Po eso el año pasado creamos una sección dedicada a aquello que entendemos como flagrante y mas grave. Estacionamientos en pasos de peatones, sobre la acera, plazas de minusválido…ahora mismo el objetivo lo tenemos ahí. Evitar los atropellos, que si han subido en los últimos dos años, no solo en Coslada, sino en Toda España, y hay una campaña desde la DGT para que todos los municipios incidamos en eso. En materia de seguridad ciudadana no hay especiales problemas.

¿Es la policía local de Coslada flexible, es decir, que no sanciona todo lo que podría?
No queremos ser premisivos con aquellas infracciones que entendemos más flagrantes. Por ejemplo, por la noche hay menos circulación y podemos ser más permisivos que por la mañana, pero lo que no podemos permitir es que se estacione, por ejemplo, por donde tiene que pasar el camión de la basura. El objetivo está marcado ahí, en lo que todo vecino entendería como grave.

Ahora mismo se roban unos 25 coches por trimestre en Coslada.
Eso es una competencia de Policía Nacional. Nosotros colaboramos cuando hay que establecer una medida. Todos los días tenemos controles de seguridad ciudadana que disuaden a los ladrones. Pero en cuanto a los datos de criminalidad hay que remitirse a Delegación del Gobierno.

¿Ha surtido efecto adelantar una hora el cierre de las fiestas?
Si. Hemos tenido menos reyertas, menos intoxicaciones etílicas y menos detenidos que otros años que tengan que ver con la ingesta del alcohol. Nos hemos adaptado a lo que se viene haciendo en otros municipios. Para nosotros ha sido muy positivo.

Las fiestas son el mayor operativo del año.
Sí, junto con la Cabalgata de Reyes. Es cuando más gente se moviliza. Las claves del operativo es saber con antelación suficiente cuál va a ser el plan de festejos y coordinarlo con Policía Nacional, con bomberos y las concejalías municipales que tienen que ver con las fiestas.

¿Cuánto tiempo lleva diseñar el operativo?
Dos meses antes comenzamos con las primeras reuniones… con las peñas, las asociaciones, con la concejalía de Cultura, Juventud, Policía Nacional, bomberos, con las unidades que vienen de Madrid… Todo el mundo debe conocer cuál va a ser el desarrollo de las fiestas, qué es lo que va a haber y dónde podemos tener los puntos débiles.No es lo mismo un concierto de un grupo u otro por el número de personas que pueden movilizar.

Estamos en nivel de alerta 4. ¿Tuvo miedo de que pudiese ocurrir algo?
Se tiene en cuenta pero no se tiene miedo. Todos los dispositivos están ahora mismo regidos bajo la premisa de que estamos en un nivel 4, por lo que todas las medidas que se puedan tomar hay que tomarlas. Se valoraron medidas y se tomaron medidas, como maceteros colocados en las entradas del recinto ferial, agentes de paisano controlando grupos de personas y, sobre todo, había muhcos efectivos en la calle.

¿Alguna actuación en partciular en las fiestas?
En los coches de choque se aglomeran muchos jóvenes, que es una de las zonas más protegidas porque es donde mayores conflictos se producen. Se junta mucha gente y se consume bastante alcohol, y es de las atracciones que aguantan hasta el final, por lo que se unen todas las características para que sea una zona de riesgo. El miedo de las peleas es que salga a relucir algún arma prohibida que produzca una lesión que nadie quiere.
Sí tuvimos una pelea en la que la policía local detuvo tres menores y la policía nacional uno más.

¿Eran de Coslada?
No, eran de San Blas. Pero realmente no hay una actuación destacable. No hemos tenido hurtos de móviles como en otras ocasiones. Detectamos a varios grupos que se dedican a ello pero se les interceptó.

¿Cuál es el balance del operativo?
Hemos tenido menos incidentes graves, menos asistencias sanitarias… por tanto es muy positivo…Hacía muchos años que no teníamos unas fiestas tan tranquilas.

Imagine que es usted alcalde de Coslada, ¿qué es lo primero que haría?
[Ríe] Yo no soy político. En eso no le contesto, pero qué se yo, como cualquier ciudadano… mejorar los servicios públicos municipales en la medida en que el poder adquisitivo del Ayuntamiento lo permita. Pero yo le puedo hablar a nivel técnico y policial.

¿Qué tal conducimos en Coslada?
Yo creo que bien. Al menos en Coslada se viene incidiendo desde muy pequeñitos. Y por tanto hay niños que les dicen a sus padres que se ponga el cinturón, que no corra tanto…

¿Cuál es la mirada de la Policía Local ahora mismo en cuanto a los hechos del caso Bloque?
Se generó en su momento una desconfianza con la Policía Local. Toda la metodología que se ha implementado es para solucionar y romper con esa distancia que había entre el ciudadano y su polícía. El ciudadano puede estar tranquilo. Ese asunto esta judicializado, serán los jueces los que determinen las responsabilidades que haya.

Nosotros nos dedicamos ahora mismo a trabajar por y para los ciudadanos de Coslada. Somos una policía orientada al ciudadano y tenemos que rendir cuentas. Lo que te trasladan los vecinos, muchas asociaciones, las casas regionales o la percepción ciudadana normal es de “menudo cambio”, de que “ahora da gusto”, de que a “la policía local se la ve”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta