El PSOE critica que se les entregara sin tiempo suficiente para estudiarlo, y el gobierno municipal asegura que se debe al poco tiempo dado por el Ministerio de Hacienda.

La oposición ha rechazado el Plan de saneamiento financiero presentado por el Gobierno de San Fernando de Henares. Este Plan de pago a proveedores para el período 2017-2021 venía ordenado por el ministerio de Hacienda, dirigido a los ayuntamientos que en 2015 presentaran un remanente de tesorería negativo.

Según la alcaldesa sanfernandina, Cati Rodríguez, la aprobación del plan hubiera permitido al consistorio acogerse a un periodo de carencia en el pago a proveedores, y con esa medida “el ayuntamiento se hubiera podido beneficiar de un ahorro de 4,5 millones de euros en tres años y emplearlos en inversiones para el municipio, que son muy necesarias” y que no hay “dinero previsible para hacerlas, si no es por esta medida, como asfaltado o columbarios para el cementerio”.

Ante la presentación de este plan, el PSOE sanfernandino votó en contra argumentando que le fue enviado unos minutos antes de que diera comienzo la comisión de cuentas, y por ello, sin tiempo para estudiarlo y que, por tanto, su voto afirmativo hubiera supuesto “un acto de fe”, puesto que “comprometía al ayuntamiento hasta 2021”.

Asimismo, consideran insuficiente que el Plan fuera firmado únicamente por la alcaldesa, sin informes técnios de las áreas tributaria y económica.

En respuesta a estas afirmaciones, Rodríguez asegura que los socialistas “tenían toda la información de que en una semana se tenía que hacer ese expediente en el que se pedía ese plan de saneamiento”, el cual se hizo “con informes de las áreas perfectamente legal, para que hiciera la propuesta la alcaldesa y avalado por la interventora”. “El plazo que daba el Ministerio era muy pequeño y sabían que se iba a celebrar la votación ese día”, prosigue.

En su opinión, el PSOE “vuelve a bloquear porque sólo piensa en intereses partidistas” con el objetivo “de que no se vea acción del Gobierno”. Asimismo, reitera la imposibilidad de entregarlo antes, dados el “poco tiempo concedido por el Ministerio y la necesidad de que fuera elaborado por los trabajadores municipales” y en dicho plan se recogía una previsión “muy prudente de los presupuestos de 2017, con su extensión de 2018 a 2021”, ya que “no se prevén más gastos ni más ingresos”, con las revisiones de los presupuestos anuales que correspondan.

Ahora, el Ministerio ha reabierto el plazo hasta finales de abril para poder acogerse a este plan de pago a proveedores, por lo que su gobierno volverá a presentarlo para su aprobación.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta