Finalizan los trabajos de la glorieta de la Cañada con un singular y simbólico conjunto de paisaje, arquitectura e historia.
Mapa de las siete grandes vías pecuarias de España.

Fue vía de paso de las ovejas merinas durante siglos. Lanas que hicieron de la Corona de Castilla potencia mundial. Nacía en Ciudad Real y ascendía pasto a pasto hasta Toledo.

Desde allí hacia el este de Madrid, buscando la ribera del Jarama para dibujar la frontera entre Coslada y San Fernando. Después tiraban los rebaños hasta Soria atravesando tierras de cultivo, pastos y bosques. Un camino de seis meses en busca de las dehesas para engordar el ganado que finalizaba en la Rioja.

En homenaje a esa participación de Coslada en la trashumancia se ha construido la escultura-puente de la rotonda de la avenida de la Cañada, justo en el punto por donde desfilaban rumbo norte o sur los pastores con sus merinas. Solo en 2011 la Cañada Real dejó de ser vía pecuaria.

La escultura-puente comenzó a construirse en la pasada legislatura. Ideada por el jefe de parques y jardines Eugenio González, tiene una fuerte carga simbólica. Rinde homenaje a aquella participación histórica de los municipios ribereños del Henares. Coslada y San Fernando.

Foto de grupo frente al puente recién acabado.

El simbolismo de los puentes es ancestral. Unen lo que está separado. Convierten en transitables los barrancos, salvan los accidentes geográficos y crean lazos de comunicación. Los puentes establecen las alianzas y simbolizan la paz entre los pueblos.

En torno la la pieza principal del puente, se han representado las distintas fases del ciclo trashumante. El paso por los bosques, donde se han plantado encinas y robles; los campos de cultivo y los viñedos, simbolizados por seis robustas vides; los tramos de monte, con jaras y tomillos.

Escultura puente rotonda de CosladaEl puente sigue la manera medieval, una versión mejorada del modelo romano. Tiene tres ojos, más grande el central, que le aporta ese carácter piramidal. Está forrado en granito, roca madrileña por excelencia. El río está simulado por medio de grandes planchas de pizarra oscura que son delimitadas por pedernales blancos y salpicadas de grandes bolos de granito, creando en el conjunto una rica manifestación de elementos naturales.

A la rusticidad medieval del puente se ha querido aportarle un carácter más contemporáneo. Por lo que se ha simbolizado a las ovejas en su tránsito a través de siete grandes esferas forradas de cuerda, ovillos en homenaje a su preciada lana.

El pastor está representado a través de la línea pura de una traviesa de ferrocarril, madera de extremada dureza que representa la difícil labor de los trashumantes.

Esta simbiosis entre paisaje, arquitectura e historia lleva el nombre de Paisajes en el tiempo. En su creación han participado los miembros del área de Parques y Jardines. Una implicación que ha permitido reducir los costes de producción y que agradeció el alcalde de Coslada, Ángel Viveros, durante la visita a la finalzación de los trabajos.

A la visita acudieron también el ex alcalde de Coslada Raúl López, bajo cuyo mandato comenzaron las obras. También el portavoz de Ciudadanos Coslada, Bernardo González, así como una de las responsables del proyecto, la concejala de Parques y Jardines, Charo Arroyo.