Mesas informativas y charlas en un programa ampliamente participativo.

Semana de la Salud de San Fernando
Vicente, Rodríguez y Gerez durante la presentación de la Semana de la Salud de San Fernando.

El pasado sábado 1 de abril comenzó la Semana de la Salud de San Fernando de Henares. Siete días con salud como telón de fondo que este año están dedicados a la infancia y la adolescencia.

El plato fuerte de la semana tendrá lugar hoy martes en el Centro de Participación Ciudadana con la XIX Jornada San Fernando Saludable.

El programa recoge dos coloquios. En el primero intervendrán representantes de tres proyectos que están siendo subvencionados por la Concejalía de Salud del municipio. Uno destinado a jovenes autistas, gestionado por Astea Henares; otro en el que jóvenes con discapacidad emplean la cocina de forma terapeútica, de la mano de Adactiv; y un tercero para personas con diversidad funcional, a cargo del Club de Atletismo San Fernando de Henares.

La Semana de la Salud de San Fernando de Henares ha sido presentada esta mañana por la alcaldesa Cati Rodríguez; la concejala de Salud, Rocío Vicente; y Dolores Gerez, directoa del Centro Municipal de Salud, donde se ha presentado el programa de la Semana de la Salud de San Fernando.

El segundo coloquio girará en torno a los jóvenes y su contribución a los servicios de salud. Contará con la participación de Salvadora Miranda, coordinadora de Juventud del Ayuntamiento; un alumno del IES Vega del Jarama que haya participado el el proyecto Aps2017; Concepción calvo, técnica de Juventud; y Luis Enrique Sánchez, médico del CMS.

Junto a las charlas, la semana de la salud de San Ferrnando cuenta con cuatro mesas informativas sobre salud en distintas dependencias del Ayuntamiento.

Programa 50-50
Durante la presentación, Rodríguez adelantó  que se ha puesto en marcha el programa 50/50. El estudio científico llevado a cabo en siete municipios de España, entre ellos San Fernando, en el que se trata de mejorar los hábitos saludables y prevenir riesgos de la salud como el tabaquismo, el estrés o riesgos cardiacos.

El estudio incide en la importancia de que la población de riesgo reciba formación sobre los riesgos y sobre la importancia de que estas personas puedan compartir sus experiencias entre ellos y crear una red social que les ayude en sus problemas.

El método funciona, según explicó Gerez a este periódico. Divididos en dos grupos, en uno de ellos los pacientes continuaban su relación personal a través de reuniones semanales y grupos en las redes sociales, reduciendo significativamente los índices de riesgo en éste.

La alcaldesa anunció que este tipo de programa se continuará llevando a cabo en la localidad gracias a los recursos municipales.

No hay comentarios

Dejar una respuesta