reflexionterapia

 

Tanto en la Constitución Española, como en la Ley Orgánica 1/1996 de protección Jurídica del menor queda, patente que el menor debe ser protegido; amén de los acuerdos internacionales que hacen referencia al tema, a los que se somete el Estado Español.

Todo lo recogido en este marco normativo y legal, debe trasladarse de una forma efectiva y coherente al ciudadano. Centrándonos en uno de los brazos ejecutores de tal empresa como son los Servicios Sociales, se produce de una forma velada, en determinados casos, una absoluta desprotección. Sin ir más lejos, en nuestra zona del Corredor del Henares se están produciendo este tipo de hechos.  Muchos de nosotros, entre los que me incluyo, conocemos a algún caso de familias con hijos menores diezmadas por la crisis y la falta de empleo, a las que la ayuda social llega tarde mal y nunca. Hay casos en los que directamente no llega. Es bastante lamentable hacerse una idea de la dureza del día a día en estos hogares, bueno en quienes tengan uno.

En nuestra sociedad los menores tienen derecho a alimentarse dignamente y a recibir una educación básica obligatoria. Es deber de las familias, o ante la imposibilidad de estas, del Estado, el proporcionarlo a ser posible de una manera eficiente. Los menores son el mayor capital humano con vistas a futuros con el que cuenta un país. Que sirva esta ventana para hacernos reflexionar y apoyar a nuestros “vecinos” como nos gustaría que nos ayudaran a nosotros mismos.

M.J.H.N.

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta