Pelayo Molinero, escritor
El escritor de origen burgalés durante un momento de la entrevista en su casa de Coslada.

Es más lector que profesor, la profesión a la que le ha dedicado su vida inquieta, según confiesa su esposa, Julia Gómez, miembro de Ciudadanos en Coslada. Él acaba de jubilarse, premio que le ha permitido sacar adelante una novela que fraguó durante su estancia en Australia. Con Pelayo hablamos de su libro (Noches de primavera austral, Ed. Libros.com), del panorama de la educación y de la política local.
 
¿Qué le llevó a Australia?
Unas plazas de profesor de español que convocó el Ministerio de Educación. El objetivo era dar clases de español a los hijos de los inmigrantes españoles. Y también dar clases en las universidades. Allí estuve seis años, desde principios del 92 a finales del 97.
Después ya volví y di clases en Alcalá de Henares, en el IES Mateo Alemán. También estuve en Torrejón y de allí a Londrés, donde estuve de asesor en la Consejería de Educación, un departamento de la Embajada de España.

¿Cuál era su cometido allí?
Éramos cinco asesores y nuestro objetivo era promover la enseñanza del español en la educación secundaria en Reino Unido. Dábamos cursos a profesores, seminarios, conferencias… En Londres estuve cinco años.

¿Éste es el primer libro que publica?
Tengo otros tres ques están destinados a alumnos de español como lengua extranjera, escritos en función del nivel de español del alumno.

Entonces este es el primer libro en el que escribe libremente…
Sí, y me he pegado una buena paliza… Lo escribí casi todo nada más llegar de Australia, en el 98… Y hace un par de años leyendo en el periódico unos artículos Vicente Verdú sobre Australia, le envíe algunos artículos, y fue él quien me animó a buscar una editorial que los publicase.

¿Cómo fue le proceso?
Fueron en total unos dos años para ordenar los artículos. Luego lo mandé a una editorial y me dijeron que les gustaba pero que no era su línea. Un día en Twitter recibí una propuesta de Libros.com para publicarlo, y a partir de ahí lo hicimos por crowfunding, que es la forma en la que trabaja esta editorial.

¿Cómo ha sido la experiencia con el crowfunding?
Bien, aunque me costó un poco. Es un poco pesado estar buscando gente que preste para financiar. Tienes que estar dando la paliza y a mí eso nunca me ha gustado… así que cuando llegué a las 100 personas neceasrias ya paré, dije ya no me molesto más.

Ahora solo falta venderlo.
Sí, pero de eso ya se encarga la editorial, porque toda la venta se hace a través de Internet.

¿Por qué Noches de primavera austral?
Cuando estaba en Sidney me preguntaba qué tiempo hará en España y saqué la conclusión de que allí ni era verano nunca ni era invierno, era una especie de primavera. Allí la primavera es muy irregular, un día es espléndido y al día siguiente llueve y hace frío… Y las noches porque yendo una vez de caza con mi cuñado me impresionó mucho el cielo, precioso, parecía que podías coger las estrellas de un salto, un espectáculo increíble.

El libro transcurre entre las olimpiadas de Barcelona y las de Sidney, ¿por qué este periodo?
Cuando nos fuimos a Australia en el 92 es cuando España se pone de moda en el mundo con las olimpiadas, el quinto centenario, etc. Pero al mismo tiempo es cuando empiezan los primeros escándalos políticos por corrupción.

¿Cuáles han sido sus referentes literarios?
Yo soy muy clásico para esto. El coronel no tiene quién le escriba lo habré leído 14 veces… García Márquez, Vargas Llosa…los sudamericanos me gustan muchísimo, y también la literatura clásica castellana.

Julia Gómez: “Y fue maestro en el San Pablo… porque ya que eres de Coslada… porque llevas aquí ¿cuánto años en total?

Pelayo: En el San Pablo y en el Séneca…. pero, siguiendo con los referentes, me gusta mucho Antonio Muñoz Molina y la novela policíaca americana

Julia Gómez: Ha dedicado su vida a la lectura. ¡Que tengo yo que decir estas cosas! No pasa nada por decirlo…

Coslada Actualidad: No se preocupe Julia que a usted también la entrevistaremos.
[Risas]

Siendo marido de una miembro de Ciudadanos Coslada estará al día de la política local…
Sí.

¿Y qué opina?
Pues creo que es un desastre. Pero no es nada distinto a lo que ocurre en España. Hay una dispersión absoluta, una falta de criterio, de saber muy bien lo que se quiere. Y los de izquierdas más todavía. Hay una crisis absoluta, porque se quiere decir que se tiene algo diferente pero no se acaba de decir qué es. Cuando se producen los gobiernos las diferencias son muy escasas. El problema real lo tiene la izquierda, que no acaba de encontrar una fórmula que sea diferente, seria y rigurosa. Pero bueno, es muy complicado.

Retwitea usted mucho al Ayuntamiento y algo al PSOE local, pero al partido de su esposa, nada.
[Ríe]Yo es que soy de Podemos, aunque discuto mucho con ellos porque hay cosas que no comparto.

Entonces tendrá usted un dilema a la hora de votar en Coslada.
No. Lo tengo siempre muy claro. El voto debe ser una cosa personal. Siempre he votado lo mismo, y desde que surgió Podemos, aunque he tenido mis controversias… en las últimas elecciones como no se presentaba Podemos estuve con ARCO, que fui uno de sus promotores antes de irme a Londres..

No celebró el Día de la Constitución.
Yo sí que hubiera ido. Creo que uno puede tener su idea y no tiene por qué no ir. Son actos institucionales y estoy de acuerdo con que se haga acto de presencia. Eso lo hacía muy bien Santiago Carrillo.

¿Está preparando un segundo libro?
Si. estoy ya dándole vueltas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta